Hola, Bienvenidos

Hola. Bienvenidos


Si aparece el blog sin ninguna entrada escrita, esto se soluciona, dando click en página principal.


Explicaciones para realizar sus propios patrones o moldes basándose en técnicas para Diseño de modas y Alta costura.


Para estudiarlo completo es necesario revisar cada entrada, van en secuencia. Las publicaciones se ordenan bajo un tema llamado etiquetas, sus nombres se encuentran seguidamente debajo de este texto, en la barra de la derecha junto con los enlaces a las diferentes entradas o en la parte inferior según el ordenador o navegador usado. Todavía no he explicado sobre pantalones, ropa infantil, masculino o chaquetas.


Os deseo felicidad, prosperidad, salud, inteligencia y sabiduría en todo 2014!!!

LO ÚLTIMO

Lo Último

Puntadas a mano

Hoy les brindaré información sobre la elaboración de puntadas a mano.
Del buen acabado de las prendas depende la presentación final de estas. Varios de los acabados de las prendas en modisteria deben ser realizados en forma manual, aunque las industrias de la confección poseen máquinas especializadas para realizar estas operaciones a gran velocidad y en serie.

La modista profesional debe saber ejecutar con rapidez y buena presentación la elaboración de puntadas a mano y la colocación de accesorios.

La elaboración de puntadas a mano es siempre necesaria en ALTA COSTURA.
Estas clases son realizadas gracias a la cortesía del SERVICIO NACIONAL DE APRENDIZAJE. SENA. Para una formación abierta y a distancia. MINISTERIO DE LA PROTECCIÓN SOCIAL. Colombia.
@ Derechos reservados.

En la modisteria se requiere, con mucha frecuencia, realizar puntadas a mano para preparar las piezas que van a ser cosidas posteriormente a máquina o para dar los acabados finales a la prenda.

Estas puntadas se realizan con agujas de mano que se consiguen en tamaños variados.

Para una mayor rapidez y seguridad en la ejecución de estas puntadas se debe utilizar el dedal.


PRINCIPALES TIPOS DE PUNTADAS A MANO:

Las explicaciones siguientes están realizadas para las personas que se inician en la costura o para las que saben coser pero no recibieron entrenamiento en estás labores o de alguna forma no se han perfeccionado en el arte de coser a mano. También para las personas que por curiosidad o necesidad deban tener conocimientos sobre estás labores.
Para iniciar, elabora un nudo en el extremo del hilo y haga una puntada por el revés hacia el derecho de la tela.


Forma de hacer un buen nudo en el extremo del hilo antes de empezar a coser.
A continuación vaya realizando puntadas por el derecho de la tela, a corta distancia una de otra, como aparece en el dibujo.


1.- PESPUNTE


Puntada resistente para unir dos telas o para rematar y asegurar otros tipos de puntada. También se utiliza para realizar puntadas en zonas pequeñas donde es incómodo hacerlas a máquina. Cada puntada debe quedar a igual distancia, unos 2 ó 3 milímetros la una de la otra, tanto por el revés como por el derecho de la tela.



Vaya cuidando de que la tensión del hilo sea la adecuada de manera que no varíe pues puede arrugarse la tela o pueden quedar flojas las puntadas.

Al terminar, haga un remate pasando dos pespuntes uno sobre otro y haciendo una lazada por el revés de la tela.

PUNTO ATRÁS



El punto atrás es una puntada utilizada para hacer costuras o puntadas seguidas al asegurar piezas que tienen necesidad de ser cosidas con firmeza y no se muevan y tengan la apariencia como si hubiera sido cosido a máquina.

Se inicia insertando la aguja con la hebra de hilo con nudo por el revés de derecha a izquierda sobre las dos piezas a unir, se hace la primera puntada como puntada de pespunte entrando la aguja, y sale como a 4 mm y luego se devuelve e introduce la aguja en el sitio en donde acaba de salir, pero no en el mismo lugar porque seria eliminar la costura, sino un hilo o 1 mm más acá y llena el espacio sobrante con otra puntada de pespunte, apareciendo más allá de donde está el hilo de la puntada anterior.

Por debajo de la pieza las puntadas se ven más cortas y parecen puntos y por el derecho o por encima se ven hilos continuos como las costuras a máquina.

SOBREHILADO


Es una puntada que se elabora en los orillos de la tela para que no se deshilache.

Se inicia con un nudo por el revés de la tela. Ve insertando la aguja, por el revés hacia el derecho de la tela, en forma recta, como aparece en el dibujo. Tira la hebra para inclinar la puntada, pero no lo haga en exceso pues el borde se enrollaría. Procure que las puntadas sean lo más cortas posibles, aproximadamente 2 mm.

El hilo debe ser del color de la tela.

Cuando adquiera habilidad y tratándose de telas delgadas se pueden dar varias puntadas seguidas antes de sacar la aguja.

El sobrehilado se utiliza para hacer los orillos de las telas cuando no se tiene una máquina para estos menesteres, por ejemplo si sólo se tiene una máquina con puntada recta.

También se suele ejecutar con puntadas de ZIG-ZAG en máquina. O con máquina fileteadora u overlock.

Ya entiende de que trata el tema.

HILVÁN


Es una puntada de trazo largo, para unir dos telas provisionalmente, y armar lo que luego se habrá de coser, como pinzas y dobladillos.

Sirve también para marcar y señalar las líneas por donde se habrá de coser a máquina.

También se llaman "bastas" o "puntadas provisionales".

Estas puntadas se deben hacer con hilo blanco, con una sola hebra.

Hilvana sin levantar la tela de la mesa, preferiblemente de pie y con los brazos extendidos para tener una visión general de la tela.

Inicia con un nudo y remate con una puntada corta.

La puntada no debe quedar tensionada.

Para retirar el hilván, desata la puntada corta, tira el hilo del nudo sosteniendo la tela con la mano.

PUNTADA DE DOBLADILLO


Se realiza para fijar los dobladillos en el revés de las prendas, que previamente se han asegurado con un hilván. También se pueden asegurar las prendas con alfileres, o planchándolas previamente, asegurándose de medir con exactitud cada centímetro del dobladillo en forma correcta.

Esta es una forma sencilla de elaborar un dobladillo.

Utiliza una hebra sencilla del mismo color de la tela y una aguja fina y pequeña. Inicia con un nudo que debe quedar escondido en el doblez de la tela y haz una puntada sobre el doblez para segurar el hilo.

A continuación, toma con la punta de la aguja un solo hilo de la tela y dos hilos del doblez, haciendo pequeñas puntadas e inclinadas.

Deja un centímetro o más entre puntada y puntada. Cuida que no pase la puntada a la cara derecha de la tela.

El hilo debe ir quedando sin mucha tensión para evitar que se recoja la tela.

Remata al terminar, con una lazada sobre el doblez.

PUNTADA CRUZADA O PUNTO DE ESCAPULARIO


Sirve para coser dobladillos.

Utiliza una hebra sencilla del mismo color de la tela.

Inicia con un nudo que deberá quedar oculto debajo del doblez y asegura con un pespunte.

A continuación inicia la puntada de izquierda a derecha. Para ello, haz una primera puntada sobre la tela tomando con la aguja sólo dos hilos de la tela, de derecha a izquierda. Luego en sentido diagonal, toma dos hilos del doblez a 1/2 centímetro del borde, también de derecha a izquierda. Observa el dibujo.

La tensión del hilo debe ser suficiente para no formar arrugas.

Controla que las puntadas no salgan por el derecho de la tela.

Remata al terminar haciendo una puntada corta en el doblez y una lazada.


La puntada cruzada o punto de escapulario suele confundirse su nombre con la puntada de punto de cruz.

PUNTADA DE PUNTO DE CRUZ



El punto de cruz es una puntada más utilizada para bordado que para hacer dobladillos.


El punto de cruz es un tipo de bordado que consiste en ir contando los hilos del tejido sobre el que se está trabajando y realizar un dibujo o diseño concreto mediante puntadas diagonales, una encima de otra que forman una cruz.

Se pueden usar tejidos como tela Aida, tela Panamá, tela de lino, tela Lugana y el cañamazo que se usa como guía para esta labor. El hilo a utilizar es el de algodón de seis cabos, fácilmente divisible para bordar con el número de hebras que se necesite según la labor a realizar o la clase de tela que se utilice. Entre más fino o delgado el tejido a bordar menos hebras se usan.
Se pueden hacer puntadas individuales o colectivas.

Puntada de cruz individual
La puntada individual consiste en formar la X de una sola vez, haciendo primero un medio punto entrando la aguja por el punto inferior y luego subiendo en forma diagonal, se lleva la aguja en forma vertical al  extremo, se saca la hebra y se cruza sobre la puntada anterior. Se puede repetir varias veces. Este punto se utiliza sobre diseños complejos que requieren terminar el punto de una sola vez con un mismo color por ejemplo y luego dar paso a otro color. Observa rápido la imagen.


Puntada de cruz colectiva
Este punto se forma por filas. Primero se hace un medio punto en una dirección a través del tejido y se completa cruzando sobre los puntos ya hechos en dirección opuesta. La mayoría de los diseños en punto de cruz se realizan de ésta manera, de forma que se rellenan rápidamente ciertas zonas del diseño. Observa la imagen.


PUNTADA DE FESTÓN


Para proteger el borde de algunas prendas y darle buena presentación también se utiliza la puntada de festón.

Esta puntada va formando una lazada simple sobre el borde de la tela como muestra el dibujo.

Recomendación:

Realiza sobre retazos de tela ejercicios de cada una de las puntadas para adquirir habilidad y calidad.

PUNTADA DE OJAL

En la elaboración de ojales a mano se utiliza una puntada especial para reforzar los bordes y darles una presentación decorativa.

Esta misma puntada se utiliza en la colocación de broches y otros accesorios.

Para elaborar la puntada de ojal, sigue el siguiente procedimiento:

En el orillo de una pieza de tela inicia con un nudo por el revés.

Clave la aguja de nuevo por el revés hacia el derecho a unos milímetros del borde y deje el buclé.


Pase luego la aguja por el buclé como indica el dibujo.

Tensione el hilo con los dedos de manera que la lazada se forme en el borde de la tela.


Vuelva a clavar la aguja, del revés hacia el derecho, dejando el buclé para pasar por allí la aguja.


Tensione nuevamente el hilo, llevando la lazada al borde de la tela.

Continúe repitiendo el mismo procedimiento hasta lograr una puntada uniforme y de buena presentación.


La lazada o cadeneta que se forma, le dá seguridad y resistencia al orillo de la tela, por eso es muy apropiada para el borde de los ojales.


Analiza cuidadosamente las diferencias que hay entre las puntadas de ojal y la puntada de festón para no confundirlas.

PUNTADA ESCONDIDA O PUNTO OCULTO

Es una puntada que se hace para unir dos caras de una misma tela de manera que sus puntadas queden ocultas y sólo sobresalen pequeños puntos.


Para hacer dobladillo se trabaja de la siguiente manera:
Se hace el dobles necesario, se ajusta con alfileres, luego se empieza a coser levantando un poco la parte superior y en vez de hacer el dobladillo por todo el orillo de la pieza doblada, se hace en medio de las dos telas con pequeñas puntadas, tomando un hilo o dos de cada tela, se van haciendo sin que sobresalgan demasiado por el derecho de la tela. Las puntadas deben ser lo más uniformes posible.

Se utiliza para hacer dobladillos ocultos o para unir dos telas de manera que queden ubicadas juntas en el sitio en donde es necesario que no se corran, como las telas a rayas que necesitan juntar sus líneas en los puntos en donde se unen con la costura.


PUNTADA DE FRUNCE O DE BASTILLA

Para fruncir a mano se usa la puntada de bastilla, que son puntadas seguidas en donde se coge un hilo y a los cuatro hilos se toma otro. Se empieza a trabajar de derecha hacia la izquierda.
Esta puntada se utiliza para fruncir una tela antes de probarla si quedo a la medida.



Se toma una medida de hilo a la cantidad que se va a necesitar para fruncir la pieza. Se hace un nudo en el extremo más lardo y se van dando puntadas pequeñas o medianas, todas iguales. La aguja se introduce en el tejido de la tela a fruncir y se va cogiendo la tela con varias puntadas a la vez, luego se saca la aguja, se tira el hilo y se frunce a la medida que se necesita, luego se procede a hacer lo mismo varias veces, pasando la aguja varias veces y tirando la hebra hasta lograr el fruncido deseado a la medida.
Esto se hace cuando no se quiere o no se puede fruncir en la máquina y es pasa medir antes de pasar las costuras finales o antes de unir el fruncido a otra pieza de tela.


Los derechos de propiedad intelectual sobre los contenidos e imágenes del blog pertenecen exclusivamente a El Rincon De Celestecielo, salvo si en las mismas se indica titulación distinta.
La información y conocimientos es brindada en forma gratuita para los seguidores o visitantes. Prohibida su comercialización.